Cómo buscar un buen hosting y qué requisitos importantes deberían de cumplir

A la hora de crear nuestra propia página web en internet, ya sea personal o de nuestro negocio, uno de los factores más importantes es el hosting.

Un plan de almacenamiento compartido alojado en un servidor y que tiene grandes ventajas de cara a mantener a pleno rendimiento nuestro sitio web sin tener que preocuparnos por su mantenimiento, la seguridad o de la conexión permanente a internet. Vamos a conocer cómo elegir el mejor hosting para nuestro proyecto y en qué tenemos que fijarnos para llevar a cabo la elección.

Hoy en día contar con una buena presencia en internet se ha convertido en un requisito imprescindible para dar a conocer una marca o negocio, así como para poder sus productos o servicios. La mejor manera de conseguirlo es a través de la creación de una página web propia que los clientes puedan visitar para informarse de nuestros negocio y poder realizar directamente las compras que necesiten.

Pero crear un sitio web propio no es tan sencillo y son muchos los factores diferentes que hay que tener en cuenta para que este funcione correctamente y sin incidencias.

Para solucionar este problema, la solución más sencilla es elegir un buen hosting para nuestra página web. Pero, ¿qué es exactamente un hosting? Se trata de un plan de almacenamiento compartido alojado en un servidor y que tiene una gran cantidad de ventajas para el usuario. Por algo es una de las herramientas más utilizadas en la actualidad por este sector y una correcta elección del mismo puede suponer una gran diferencia.

Cómo funciona un hosting web

Como hemos comentado anteriormente, un hosting es un sitio en el que vamos a poder guardar nuestro web para que funcione correctamente. Se alojan en un servidor que está conectado a internet durante las 24 horas, lo que permite que se pueda entrar a nuestra página para realizar cualquier tipo de acción – buscar información, comprar, reservar, etc. – cualquier momento, sea la hora y el día que sea.

Por ejemplo, uno de los más populares entre los usuarios de nuestro país es el hosting para WordPress y que cuenta con todas estas característica para asegurar siempre el correcto funcionamiento de todas las páginas web que alberga.
Además, es importante conocer que los hosting se llaman también almacenamientos compartidos, ya que un mismo servidor puede albergar muchas páginas web de otros usuarios.

Por lo que el servidor se comparte pero los sitios web de unos y otros están aislados para que no puedan interferir entre sí y asegurar el correcto e independiente funcionamiento de todos ellos. Por lo que cada cliente cuenta con su propio espacio dentro del servidor, su propia memoria RAM, uso de CPU y transferencia mensual.

Las ventajas de tener un hosting

Además de por su eficacia para proporcionar un correcto funcionamiento 24 horas a los sitios web, contar con un hosting puede suponer también una gran cantidad de ventajas añadidas.

Por ejemplo, una de las más importantes es que el usuario solo tendrá que preocuparse por la decisiones de contenido y diseño de su página, ya que de los aspectos más relacionados con el mantenimiento y el funcionamiento se encargan los propios técnicos del hosting. Así, el propietario de la página web puede desentenderse de todo lo relacionado con el cuidado y mantenimiento del sistema, así como de los aspectos de seguridad, actualización del software o de la conexión permanente a internet.

Una gran ventaja que puede ahorrar una gran cantidad de quebraderos de cabeza a los usuarios y que ahora pueden relajarse para centrarse en las cosas verdaderamente importantes de la página como su diseño o contenido para que sea más atractiva todavía para los clientes.

Además, un hosting web puede tener otras serie de beneficios bastante interesantes como la realización periódica de copias de seguridad de todo el contenido por si hubiera algún tipo de problema y hubiera que restaurar la información de nuevo sin perder ni un solo dato.

Un hosting SSD para más rapidez

Ahora que ya sabemos qué es exactamente un hosting, cómo funciona y cuáles son sus principales ventajas para el usuario, vamos a ver algunas de las características más importantes que deben de tener para ser una elección adecuada.

En primer lugar, un punto de partida bastante esencial es fijarse en cómo son exactamente sus servicios de alojamiento y los discos que utilizan, ya que no todos son igual de buenos. Principalmente podemos encontrar de dos tipos: los SSD que son discos de estado sólido que funcionan mediante componentes electrónicos, y los HDD, que lo hacen a través de partes mecánicas.

Gracias al avance de la tecnología, los discos SSD resultan bastante más óptimos en este tipo de almacenamiento, debido a que son mucho más veloces y pueden procesar muchísimo mejor la información. Esto los hace perfectos para cuando necesitamos alojar en el servidor gestores de contenido como pueden ser el hosting para WordPress o PrestaShop, algunos de los más conocidos y utilizados, que requieren consultar con bastante frecuencia la base de datos que se aloja en el disco.

Además, otra de sus principales ventajas es que son más resistentes y seguros, al no tener como los HDD partes mecánicas que por el uso o por golpes se puedan llegar a dañar. Pero existen todavía discos SSD todavía más punteros y que incorporan las últimas novedades tecnológicas del mercado como los SSD NVMe.

Estos dispositivos pueden aportar una velocidad superior al SSD tradicional y un aumento considerable del ancho de banda, por lo que también es una característica a tener en cuenta de elegir a elegir un buen hosting.

Fijándose en algunos de estos puntos a la hora de elegir un hosting, podemos tener la seguridad de poner nuestra página web en las mejores manos posibles y así nosotros solo tenemos que preocuparnos por hacer crecer nuestro negocio. No hay que menospreciar las ventajas que puede ofrecer un buen hosting y la importancia de hacer una buena elección.

Share This